Antonio López Osés

Víctor Lorza, médico reputado y director del laboratorio municipal de Logroño, basaba su vida profesional en la verificación experimental que realizaba de una manera pautada y rigurosa, seguramente aprendida en Alemania en los años de su especialización en bacteriología en el Instituto Koch de Berlín.

 

Al observar las fotografías que se conservan de su archivo podemos constatar esa mirada de coleccionista de pruebas, una manera especial de documentar lo que le rodeaba. El verdadero sentido de las fotografías de Lorza se encuentra en el álbum, en la agrupación, en la reiteración temática que establece una tesis social, urbanística y económica sobre la ciudad que habitó.

 

>>> Ver vídeo.

Una producción de Casa de la Imagen